No mostrar más este mensaje

La Roseta

La Roseta

“Para cumplir mi ilusión, dejé mi trabajo y comencé una aventura propia”
Rosa Talló

La Roseta
Pastelería en la Barceloneta, Barcelona

Rosa Talló, de 27 años, había trabajado en varias empresas de hostelería de primer nivel, pero sentía que debía dar un paso más allá y montar su propio negocio. Así fue como una mañana le pidió permiso a su madre para rehabilitar un local propiedad de la familia para abrir una pastelería, La Roseta, donde hacer realidad su proyecto más soñado. “Para cumplir mi ilusión, decidí dejar mi trabajo para empezar una aventura en mi propio negocio”, comenta Rosa con una sonrisa en los labios. No sería un establecimiento como los demás, sino uno que fuera capaz de reforzar el comercio de proximidad adquiriendo a sus vecinos del mismo barrio de la Barceloneta los productos básicos con los que elaborar pasteles, bollería, bocadillos o zumos. Un préstamo de MicroBank fue el empujón definitivo a un negocio que, un año después de su apertura, se ha convertido en un polo de atracción tanto para los barceloneses como para los turistas que acuden a las playas de la zona. “Sin la ayuda de MicroBank hoy no estaría aquí –destaca, satisfecha-; todo fueron facilidades desde el primer momento”. Además, explica con orgullo que ha podido dar empleo a otras personas y ahora en La Roseta trabajan 3 empleados más. Rosa recuerda con especial cariño el día de la inauguración: “Cuando entró mi primera clienta, me puse tan contenta que la invité”

CARACTERÍSTICAS IMPORTE DEL MICROCRÉDITO: 18.000 € INVERSIÓN TOTAL: 40.310 € PLANES DE FUTURO: Cuando el negocio esté consolidado, se plantea abrir una nueva pastelería.